sofiaSe llama Sofía Gándara, tiene 21 años, es de Vigo y hace tres ya dirigía partidos en la Vigo Cup, en la que resultó elegida mejor colegiada. El colegio de árbitros se vuelca cada verano con el torneo internacional de fútbol base, un magnífico banco de pruebas y formación para sus jueces y asistentes.

“Fui asistente en la Copa Vigo, tanto en la masculina como en la femenina”, recuerda Gándara. El torneo más antiguo del fútbol gallego ha sido este año cosa de mujeres a nivel arbitral en ambas finales disputadas en O Vao y ganadas por Gran Peña (masculina) y El Olivo (femenina).

Samil se ha convertido en un tórrido campo con el calor que hace. Gándara lleva toda la tarde arbitrando. ¿Que cuántas temporadas ha cumplido ya en el arbitraje? Tres. Es de 2ª Autonómica y la Vigo Cup se la conoce de arriba abajo.

“Es una garantía y de las más implicadas en el torneo”, se apunta desde la organización. La juventud de algunos árbitros que pitan el torneo internacional se hace tan palpable como manifiesta (en el campo contiguo arbitra Alejandro Simón, también vigués, de su misma categoría y de 20 años). Simón suma cuatro campañas de labor arbitral.

El torneo internacional no solo forma futbolistas y técnicos: también árbitros.